Novedades en síndrome disfórico premenstrual

Aproximadamente el 20 % de las mujeres en edad reproductiva experimentan el Síndrome Premenstrual ( PMS ) y hasta un 5% pueden padecer un Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM ), la forma más severa del síndrome premenstrual, que se clasifica como un trastorno del estado de ánimo caracterizado por trastornos funcionales del humor, ansiedad, depresión, irritabilidad, desinhibición de la agresividad  y síntomas físicos, en la fase lútea del ciclo menstrual (segunda mitad del ciclo). Los síntomas suelen mejorar después que la menstruación ha comenzado y desaparecer en la semana post- menstrual.

La Doctora Inger Sundström Poromaa, Profesora de Obstetricia y Ginecología en el Departamento de la Mujer y Salud Infantil, Universidad de Uppsala , Suecia presentó resultados de estudios de neuroimagen en pacientes con síndrome disfórico premenstrual en el 26 º Congreso ECNP, España (7 octubre 2013), que sugieren que la actividad cerebral a través del ciclo menstrual es diferente entre los controles y las mujeres con TDPM saludables , destacando la importancia de las fluctuaciones hormonales en este trastorno.

A quince mujeres con TDPM y a 14 controles sanas se les pidió realizar tareas que requieren procesamiento emocional relacionado con el control de la ansiedad mientras se registraban neuroimágenes con resonancia magnética funcional (fMRI), en dos momentos del ciclo menstrual: a finales de  la fase folicular y finales de la fase lútea.

Se observó diferencias en el procesamiento cerebral. Cuando las mujeres con síndrome disfórico premenstrual fueron expuestos a procesamiento emocional mostraron mayor activación en la región de la amígdala del cerebro en la fase folicular, coincidiendo con control de la ansiedad alterada, en comparación con las controles sanas .

El aumento de la activación de la amígdala en respuesta a los estímulos emocionales en la fase folicular fue altamente correlacionado con concentraciones  de progesterona, aunque muy bajas, en la fase folicular. La autora cree que las mujeres PMDD son hipersensibles a incluso niveles bajos de progesterona y que la amígdala habitúa gradualmente a los crecientes niveles de progesterona en la fase lútea.

En algunas pacientes con respuestas emocionales del síndrome disfórico premenstrual  se vió también activación de la amígdala en la fase lútea. Aquellas con altas puntuaciones de ansiedad  tuvieron mayor reactividad inducida por emoción en la amígdala, en la fase lútea, aunque la  reactividad de la amígdala está influenciada de manera diferente por el contenido de los estímulos emocionales en el PMDD. Las mujeres con TDPM mostraron un aumento  reactividad de la amígdala a los estímulos sociales frente a los estímulos no sociales en la fase lútea.

Efectivamente, estos resultados sugieren que aunque las mujeres PMDD clínicamente sólo tienen ansiedad en la fase luteínica, los mecanismos de ansiedad pueden ser diferentes en la fase luteal temprana y tardía. "Es evidente que tienen una amígdala que se activa fácilmente una vez que los niveles de progesterona comienzan a aumentar en la fase luteal temprana. La mayor actividad amígdala en la fase folicular también puede ser una marca de vulnerabilidad más general en las mujeres del síndrome disfórico premenstrual.

Además, los investigadores encontraron que las mujeres con TDPM que eran portadores de la mutación genética BDNF Val66Met riesgo tenían una menor activación de la región de la corteza fronto - cingulada en la fase lútea , lo que sugiere dificultades con el control de la ansiedad por el cerebro. El TDPM es moderadamente heredable , sin embargo, ningún marcador genético se ha asociado consistentemente con la enfermedad hasta ahora.

Contactos:

Sonja Mak, European College of Neuropsychopharmacology
s.mak@update.europe.at
43-140-55734

Inger Sundström Poromaa,  Professor of Obstetrics and Gynaecology at the Department of Women's and Children's Health.  Uppsala University.  Sweden
Email: inger.sundstrom@kbh.uu.se

Fundada el 1 de septiembre de 2006 para diseminar el conocimiento en Endocrinología Ginecológica, Reproducción y Andrología